Guía para ayudar a nuestros hijos a adquirir Competencias emocionales (con recursos prácticos, estrategias y cuentos que nos harán el camino más fácil)

guía práctica educación emocional infantil, competencias emocionales inteligencia emocional

Todos sabemos que tener muchos conocimientos, un buen expediente académico o una gran carrera universitaria no nos asegura tener una vida más feliz ni tener mayor éxito, ya sea a nivel personal, social o profesional. Ni siquiera nos garantiza encontrar nuestro trabajo soñado o, si lo encontramos, desenvolvernos satisfactoriamente en él.

Piensa en las siguiente situación: tu hijo, ¡ya adulto!, un día en su caminar por la vida se tropieza con una gran piedra, una dificultad que le hace caer. Deberá levantarse, superar el reto y seguir adelante. Ante esto, ¿de qué le servirá saber la capital de Francia?, ¿o la raíz cuadrada de 26?

[Momento de reflexión]

¿Qué crees que va a necesitar para superar esa situación difícil?

[Momento de reflexión 2]

Seguramente necesitará seguridad en sí mismo, fuerza interior, una sana autoestima, conocer sus capacidades y sus defectos, saber sacar partido a sus virtudes, resiliencia, capacidad de esfuerzo, automotivación, tolerancia a la frustración,... y probablemente también necesitará algo de esto: empatía, saber comunicarse, asertividad, saber trabajar en equipo, saber pedir ayuda,...

Y así podría seguir un buen rato jajajajja. Todo lo antes mencionado son habilidades de una persona emocionalmente inteligente.

Ahora otro momento de reflexión (lo siento):

¿Cuántas horas al día dedicas a dar oportunidades a tu hijo para que desarrolle correctamente esas habilidades?; ¿cuántas horas al día dedicas a enseñarle sobre sus emociones y cómo gestionarlas satisfactoriamente?; ¿cuántas horas al día le acompañas en el descubrimiento de su mundo interior emocional?

Pocas, ¿verdad?


No te culpes, ¡a todos nos pasa lo mismo!

Lo importante es tomar consciencia de ello, decidirse a realizar un cambio y... ¡pasar a la acción!

Porque cada día que pasa es una oportunidad perdida. Te aseguro que con muy poco podemos hacer mucho para ayudar a nuestros hijos (pero también a nosotros mismos) a tener una vida más equilibrada, sana y feliz.

Con pequeñas acciones realizadas en nuestro día a día podemos ayudarles a aumentar su inteligencia emocional y a adquirir todas esas habilidades que le ayudarán, no sólo a levantarse cuando se encuentre con una piedra en su camino, sino a tener una vida más plena y satisfactoria.


guía práctica educación emocional infantil, competencias emocionales inteligencia emocional

 
Hoy te quiero dar algunas IDEAS y TRUCOS (por supuesto también CUENTOS) para trabajar cada una de las competencias emocionales básicas, que no son otra cosa que todas esas habilidades que deseamos que nuestros hijos posean y que, sin duda, les harán más inteligentes (emocionalmente hablando) y que les darán herramientas útiles y muy necesarias para su andar por la vida.

¡Recuerda suscribirte al blog porque estoy preparando MATERIAL EXCLUSIVO relacionado con este tema que será solo para los apuntados!>> clica aquí para no perderte nada.

Y ahora sí, vamos a ver cuáles son esas COMPETENCIAS EMOCIONALES que deberíamos empezar a trabajar ya mismo codo con codo con nuestros hijos y algunos TRUCOS PRÁCTICOS para ayudarles a ALCANZARLAS:


1. CONSCIENCIA EMOCIONAL:


Esta competencia es la primera que los niños deben adquirir y el primer paso para llegar a poseer inteligencia emocional. 

Consiste en saber identificar (en mí y en los demás) lo que siento y ponerle el nombre correcto. Para ello los niños deben adquirir vocabulario emocional y autoconocimiento.

Es esencial que aprendan a mirar a su interior y a reconocer y aceptar las emociones que viven en cada momento.

Algunas HERRAMIENTAS para ADQUIRIR CONSCIENCIA EMOCIONAL:

A. Usa (así) los cuentos:


Ya te conté aquí y aquí como los cuentos son un gran aliado en la educación emocional de nuestros hijos. 

Un ejercicio que podéis hacer juntos a diario es coger un cuento y fijaros únicamente en las ilustraciones del mismo. ¿Cómo se siente el protagonista en cada momento?, ¿por qué crees que se siente así?, ¿qué te indica que está viviendo dicha emoción: su expresión facial, su postura,...?, ¿y tú, te has sentido hoy igual que el protagonista?, ¿cuándo?, ¿qué pasó?, ¿cómo lo resolviste?,...


guía práctica educación emocional infantil, competencias emocionales inteligencia emocional

 
Fíjate lo poderoso que es este sencillo ejercicio, además podéis realizarlo durante vuestra hora del cuento.

Con él los niños aprenden sobre el lenguaje no verbal de las emociones; trabajamos la empatía, propiciamos el diálogo y la comunicación, descubrimos sobre sus propias emociones y las cosas que les han pasado ese día (es muy posible que de otra manera no nos hubieran contado nada),...

¡Prbalo hoy mismo y me cuentas!. ¡Pasa a la acción!

Puedes usar cuentos de emociones (o emocionarios), cuentos con historias bonitas que giran en torno a una emoción o cualquier otro cuento que tengas en casa y cumpla estas características.

B. Hablarles de lo que sientes:


Somos su ejemplo, qué cansina es esta afirmación pero, a la vez, ¡qué cierta!

Así que no te dé apuro contarles sobre lo que estás sintiendo en cada momento, tanto si es una emoción agradable como desagradable. Es importante que se den cuenta que todos sentimos todas las emociones (incluso miedo, rabia, tristeza,...) y que eso nos hace humanos.

¿Cuando estás triste, lo demuestras frente a tus hijos o lo disimulas para que no se preocupen?

¡No te escondas más! Al verte comprenderán que todas las emociones son aceptables y, lo más importante, que son pasajeras y que podemos superarlas, sólo hay que darles tiempo, dejar que fluyan y, si conviene, sacar nuestros recursos y herramientas interiores para apaciguarlas.


2. REGULACIÓN EMOCIONAL:


A mi entender esta es de las capacidades emocionales más complicadas. Ya sabemos lo que sentimos (consciencia emocional), ahora toca saber regular (controlar) correctamente esa emoción. Cuidado, no significa reprimir la emoción (o negarla), sino saber darle una respuesta adecuada, para que no nos domine y acabemos haciendo algo de lo que luego nos arrepintamos.

Siempre digo, no hay emociones buenas o malas, todas son necesarias y nos aportan mucha información relevante sobre nuestro mundo interior. Así que debemos permitirnos sentirlas todas y, sobre todo, ¡debemos escucharlas!

Lo que sí hay son emociones agradables y desagradables y respuestas emocionales correctas o incorrectas. La clave de todo está en aprender a dar a cada emoción la respuesta correcta en el momento correcto.


guía práctica educación emocional infantil, competencias emocionales inteligencia emocional



Algunas HERRAMIENTAS para aprender REGULACIÓN EMOCIONAL:

A. Usa (otra vez) los cuentos:

Los cuentos permiten a los niños un entrenamiento emocional sin igual, porque pueden vivir situaciones de carga emotiva muy diversas pero desde una distancia de seguridad que les permite sentir pero sin riesgos. 

Además favorecen la conexión y la comunicación padres-hijos, porque siempre resulta más fácil hablar de lo que está sucediendo en un cuento que hablar de lo que nos está sucediendo a nosotros.

En muchos cuentos los personajes se ven atrapados en emociones fuertes (enfado, miedo,…) y consiguen controlarlas. Ofrecerles algunas de estas lecturas sin duda les hace ver qué pasa cuando no se controlan, que controlarse es posible y cómo conseguirlo.

A veces podemos parar en el momento de máxima tensión de la historia y hacer preguntas del tipo “¿cómo crees que acabará?”, “¿cómo crees que va a actuar?”, “¿qué otras cosas podría hacer?”,…


Algunos cuentos que podríamos usar:

cuento infantil educacion emocional  arce y sauce juntas

Conflictos entre hermanos con el cuento "Arce y Sauce juntas":  por mucho que se quieran, los hermanos a veces se pelean. Estas dos hermanas comparten muchos momentos juntas y lo pasan fenomenal, pero a veces también discuten y quieren estar una sin la otra, ¡aunque no por mucho tiempo!

cuento infantil educación emocional los fantastmas no llaman puerta bonilla

Celos entre amigos con el cuento "Los fantasmas no llaman a la puerta": un cuento fantástico porque las ilustraciones son muy expresivas a la vez que divertidas, así que los niños pueden hablar y reflexionar sobre esta emoción que todos sienten en algún momento u otro y hablarlo de forma relajada y distendida, sacándole mucho hierro al asunto y comprendiendo que es una emoción natural y legítima.

cuento infantil educación emocional los tentáculos de blef rabia

"Rabietas con el cuento "Los tentáculos de blef (la rabia)": a Blef le han quitado su querida bufanda verde, así que está muy pero que muy enfadado. ¿Cómo gestionará toda esta rabia? Un cuento con el cual los niños se sienten muy identificados y descubren maneras de gestionar mejor sus emociones. Con guía para padres. Tienes más cuentos sobre rabietas y algunas ideas para superarlas aquí.
 

cuento infantil educación emocional el perro negro

 
Miedos con el cuento "El perro negro": un perro negro aparece delante de la puerta de una casa. Toda la familia está aterrorizada y fruto de ese miedo, el perro va creciendo más y más. Hasta que llega la pequeña de la casa y sale fuera a enfrentarse al perro. Un historia que nos hace pensar en cómo los miedos suelen ser fruto de nuestros pensamientos y cómo nosotros mismos los alimentamos y hacemos crecer. 

cuento infantil educación emocional lágrimas bajo la cama


Tristeza con "Lágrimas bajo la cama": esta es una de las emociones que menos se acepta en los niños, no somos muy conscientes del daño que les hacen frases que oímos y decimos casi a diario, tales como "no llores, esto es una tontería", "cuando lloras te pones muy feo", "no seas quejica",... este fantástico cuento nos hace reflexionar sobre ello y brinda a los niños la oportunidad de entender que es imposible vivir sin sentir todas las emociones. Puedes descubrirlo más a fondo en mi reseña.


http://www.clubpequeslectores.com/p/curso-educacion-emocional-con-cuentos-y.html

 

B. Ayúdale a descargar la emoción:


Como bien nos dice la neurociencia, al nacer, el cerebro del niño no está desarrollado plenamente y no alcanzar el 100% de sus funciones hasta los ¡20 años o más!. Una de las partes menos desarrolladas es justamente la encargada de regular las emociones (el córtex prefrontal). Así que es normal que tu hijo (o alumno) no siempre actúe como debería, simplemente su cerebro no está preparado para ello, ¡está aprendiendo! y ¡se está formando!

Algo que puedes hacer para ayudarle es enseñarle alguna técnica para "descargar" o calmar sus emociones. Algunas ideas son: arrugar o rasgar papel, gritar (que no insultar), saltar, contar hasta diez y después volver hasta el cero, hacer respiraciones, hacer garabatos,...

Algo tremendamente útil es montar en casa (o clase) un rincón de la calma.



guía práctica educación emocional infantil, competencias emocionales inteligencia emocional


3. AUTONOMÍA EMOCIONAL:

Esta es la siguiente competencia emocional a trabajar para alcanzar Inteligencia Emocional (después de la consciencia emocional y la regulación emocional).
  
Una persona autónoma emocionalmente es capaz de tomar decisiones responsables, y de hacerlo por sí misma, con libertad y sin depender de los demás.

La autonomía emocional engloba: conocerse a uno mismo, tener una sana autoestima, valorar adecuadamente nuestras capacidades y limitaciones, ser positivo, automotivarnos (es decir, fijarnos metas elevadas a la vez que realistas), responsabilizarnos de nuestras acciones, ser resiliente,... 

Algunas IDEAS ESENCIALES para ayudarle a ADQUIRIR AUTONOMÍA EMOCIONAL:

A.  No le sobreprotejas.


¡Nunca! Paradójicamente, la sobreprotección siempre provoca desprotección. Siempre, a corto y a largo plazo.

Porque cuando le sobreproteges él recibe el mensaje de que no es capaz, de que no puede. 

Así que le creamos dependencia, inseguridad, baja autoestima, miedos, irresponsabilidad, mal concepto de él mismo,...

¡Déjale hacer, equivocarse, frustrarse y/o romper algo! 


guía práctica educación emocional infantil, competencias emocionales inteligencia emocional


B. Haz una gestión correcta de los errores.


Debemos transmitirles que los errores no son malos, forman parte del camino y que siempre deben ser vistos como oportunidades de aprendizaje. Así que empatiza con tu hijo y no le castigues o ridiculices por ellos. 

“No existe un ser humano perfecto en este planeta y, no obstante, todo el mundo se lo exige a sí mismo y a los demás, en especial a los niños”, Jane Nelsen

 

C. Dale amor incondicional.


Como la misma palabra indica, el amor incondicional es un amor sin condiciones. Tu hijo debe saber y notar que lo quieres por cómo es y no por cómo se comporta y que estarás a su lado, apoyándolo y dándole cariño, siempre, pase lo que pase, haga lo que haga.

De igual modo aceptas todas sus emociones porque ninguna de ellas es mala.

El amor incondicional, junto con el respeto, es la base para que los niños puedan desarrollar una sana y fuerte autoestima.

Recuerda que aquí tienes más CONSEJOS, estrategias y cuentos para aumentar la AUTOESTIMA de los niños y que puedes profundizar más en la educación emocional en mi CURSO PRÁCTICO "Educación emocional con cuentos y juegos", ¡más de 250 familias ya lo están disfrutando!


https://goo.gl/YvfAvv

4. HABILIDADES SOCIO-EMOCIONALES


Esta competencia emocional consiste es saber reconocer las emociones en los demás y saber mantener buenas relaciones con ellos. Engloba: ser empático, asertivo, saber trabajar en equipo, desarrollar actitudes pro-sociales (como la solidaridad, el altruismo o la tolerancia), tener una comunicación positiva y constructiva,...

Algunas HERRAMIENTAS para ayudarles a ADQUIRIR HABILIDADES SOCIO-EMOCIONALES:

A.  Más cuentos:

Por supuesto los niños aprenden las lecciones más importantes y lo que es correcto y lo que no, a partir de la conducta (e interacción diaria) de sus padres, profesores y personas más allegadas, pero los cuentos nos dan la oportunidad de explicar, profundizar y ampliar dichos aprendizajes

B. ¡Cuida tu comunicación!


Créeme, la comunicación es la base de todo. Porque el modo en el que hablamos a nuestros hijos, condiciona su vida presente o futura.

Las palabras calan muy hondo, sobre todo si son dichas por las personas más relevantes de nuestra vida: nuestros padres. Las palabras pueden sanar o herir, alentar o desmotivar, pueden dar amor o dar odio, dar seguridad o dar miedo,...

"La forma en la que hablamos a nuestros hijos se convierte en su voz interior", Peggy O'Mara. 


guía práctica educación emocional infantil, competencias emocionales inteligencia emocional


Si gran parte de nuestras interacciones con los niños son a partir de una comunicación negativa basada en dar órdenes, reprimendas, amenazas, castigos, chantajes, gritos,... van a crecer sin saber qué es el respeto, con estrés, con miedos, con sufrimiento, muchas inseguridades, baja autoestima y deficiencias emocionales muy graves.

Lo peor de todo es que el niño crecerá pensando que esto es lo correcto y así se comunicará con los demás o, por lo contrario, se volverá un ser totalmente sumiso y sin amor propio. En los dos casos, lo estaremos condenando para siempre.

Si por el contrario tratamos de usar una comunicación positiva basada en el respeto mutuo, la empatía y la asertividad, una comunicación que escucha y tiene en cuenta las opiniones (y emociones) de cada uno y si además somos padres pacientes, comprensivos y cariñosos, los niños crecen en un ambiente sereno y equilibrado, aprenden a ser respetuosos con los demás y con ellos mismos y se desarrollan plenamente y en armonía, logrando sacar lo mejor de ellos mismos.

En mi curso te cuento mucho detalle cómo debe ser esta comunicación y que frases debemos cambiar y cuáles evitar.

Como resumen debes recordar que cuando le hables a tu hijo debes tener siempre presente que es una persona, pequeña, pero una persona. No por ser un niño tienes derecho a avergonzarlo, ridiculizarlo, amenazarlo, faltarle al respeto,… Háblale como lo harías si fuera tu pareja, tu madre, un amigo,… evidentemente con un vocabulario que entienda, pero con el mismo respeto. 

Pregúntate si lo que le estás diciendo es necesario, es útil y es amable (debe cumplir estas tres cosas, si no es así, mejor no digas nada). Pregúntate también si tolerarías que alguien te hablara cómo le estás hablando tu a él. Si la respuesta es negativa, ¡debes cambiar tu comunicación ya!

Todos queremos que nos respeten y nadie aprende a respetar si no es respetado. 

5. HABILIDADES PARA LA VIDA Y EL BIENESTAR PERSONAL:


Llegamos a la última competencia emocional que, si hemos trabajado correctamente las otras, ya tenemos casi todo el camino hecho para poder alcanzarla

Esta competencia nos hace capaces de afrontar y superar de forma sana y equilibrada los retos que nos presenta la vida, logrando bienestar y una satisfacción personal  

Algunas HERRAMIENTAS para ayudarles a ADQUIRIR HABILIDADES PARA LA VIDA Y EL BIENESTAR PERSONAL: 

A.  Un pequeño reto al día:


Ya te hablé más arriba del enorme peligro de la sobreprotección y de no dejar a los niños hacer las cosas por sí mismos. Algo sencillo pero muy beneficioso para ellos y que les ayuda a adquirir fortaleza interior y autonomía, es ponerles una pequeña contrariedad al día.

Algo que deben hacer y para lo cual van a tener que salirse de su zona de confort. Un pequeño reto que les suponga un esfuerzo pero que sea realista y esté a su alcance

Siempre debe ser visto como un juego, nunca como una obligación

guía práctica educación emocional infantil, competencias emocionales inteligencia emocional

Deja que tu hijo de 8 años haga una tortilla sin tu ayuda, que tu hija de cinco años se duche sola o que tu peque de 2 lleve su mochila al colegio. 

Les estarás preparando para afrontar las dificultades diarias que todos nos encontramos y se darán cuenta de que pueden espabilarse solos y de que son muy capaces, pues tienen muchos recursos dentro de sí mismos. 

Con cada reto superado crecerán como personas, subirá su autoestima varios peldaños y sentirán la satisfacción de esforzarse y conseguir un objetivo. 

Y si no lo logran, se equivocan o se frustran: ¡fantástico! Porque es parte ineludible del proceso y de la vida, estarán aprendiendo a ser resilientes, a perseverar, a tolerar la frustración y a levantarse cuando se caen (¿recuerdas tu hijo futuro y su piedra del camino?).

Echa un vistazo también a todos estos recursos para que aprendan a tolerar la frustración correctamente (incluye muchos cuentos).

 

B. Enséñale a pedir ayuda


Por desgracia, todavía estamos en una sociedad muy competitiva e individualista. 

Pero hay retos que son imposibles de alcanzar solos. Enséñale que no es malo pedir ayuda, sino muy necesario a veces. Sé un ejemplo y pídele ayuda o deja que te ayude cuando se muestre con ganas de colaborar (ya sea con la cena, la colada o la compra) aunque eso te suponga gastar más tiempo en esa actividad

Promueve más los juegos cooperativos y menos los competitivos.

C. Déjale tomar sus propias decisiones:


No podemos vivir su vida por ellos y esperar que un día sepan vivir solos. Así que deja que escoja su merienda, la ropa que quiere ponerse, si prefiere ir al parque o a casa de la abuela o qué cuento leer por la noche.

Si no practica, no se equivoca y, en consecuencia, no aprende a tomar decisiones sensatas y apropiadas a cada momento, ni tampoco a asumir las consecuencias de sus decisiones.

guía práctica educación emocional infantil, competencias emocionales inteligencia emocional

D. Ayúdale a encontrar su pasión:


Todos tenemos algo que nos apasiona, que nos motiva, con lo cual nos sentimos fluir y se nos pasa el tiempo sin darnos cuenta. Trata de identificar cual es la pasión de tu hijo y ayúdale a no perderla proporcionándole muchas oportunidades para practicarla y potenciarla. ¡Te lo agradecerá toda la vida!


>>Y hasta aquí esta GUÍA sobre cuáles son las COMPETENCIAS EMOCIONALES y las HABILIDADES BÁSICAS de una persona con INTELIGENCIA EMOCIONAL. Espero que aproveches los RECURSOS PRÁCTICOS, IDEAS Y CUENTOS que te he dado para ayudar a tus hijos a ADQUIRIRLAS, porque son acciones sencillas que puedes realizar cada día pero que marcarán la diferencia y os pondrán en el camino correcto de empezar con una buena EDUCACIÓN EMOCIONAL y así lograr, todos, una vida más equilibrada, sana y feliz.



>>RECUERDA APUNTARTE A LA NEWSLETTER PARA RECIBIR LAS NOVEDADES DEL BLOG Y MÁS MATERIAL DE INTERÉS EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

>>Y SI QUIERES PROFUNDIZAR MÁS EN ESTE TEMA, TE ESPERO EN MI CURSO "EDUCACIÓN EMOCIONAL CON CUENTOS Y JUEGOS", CON MÁS DE 60 HERRAMIENTAS PRÁCTICAS, FÁCILES Y ¡EFECTIVAS!, MÁS DE 250 FAMILIAS YA LO ESTÁN DISFRUTANDO Y ESTAS SON SUS OPINIONES.
 

Un abrazo fuerte y recuerda: ¡pasa a la acción!

Judith

  ***Si quieres adquirir alguno de esos libros, te recomiendo ir a tu librería de confianza, ahí seguro que los encontrarás todos, o te los pedirán encantados. Si eso no te es posible, clicando en el título del libro accederás a los enlaces afiliados del blog (Amazon). ¿Qué es eso? Tu pagarás exactamente lo mismo y yo recibiré una pequeña comisión que me ayudará a seguir con este proyecto. ¡Gracias por adelantado!***

http://eepurl.com/bz_bIn


No hay comentarios