Cómo enseñar asertividad a los niños: 7 consejos + 3 actividades + 4 cuentos

cómo trabajar enseñar asertividad a los niños, consejos, actividades y cuentos

La asertividad es una habilidad social muy importante que debemos mostrar y enseñar a los niños desde temprana edad.

Porque la asertividad es la base de una buena autoestima, a la vez que nos ayuda a establecer relaciones sociales saludables y armoniosas y propicia una comunicación buena y positiva con los demás.

La asertividad es una habilidad que no nos viene dada de serie, pero por suerte, como toda habilidad, puede practicarse y aprenderse. Y siempre será mejor si logramos poner las bases para ello en la infancia.

¿Pero sabemos qué es exactamente la asertividad y cómo trabajarla con los niños y niñas?

A continuación te lo explico en detalle, te cuento cómo desarrollar la asertividad en los niños y te doy algunas dinámicas sencillas para empezar a trabajarla, así como 4 cuentos que os pueden ser muy útiles.

¿Vamos a ello?


¿QUÉ ES LA ASERTIVIDAD?


La asertividad es la habilidad o capacidad que tiene una persona para expresar, decir o mostrar lo que siente, cree o necesita de forma respetuosa, clara y sincera, y siempre sin molestar, agredir o hacer daño a nadie. 


¿POR QUÉ ES IMPORTANTE SER ASERTIVO?


Porque la asertividad nos coloca en el punto medio entre ser demasiado pasivo o ser demasiado agresivo. 

Si no somos asertivos nos pasará que seremos pasivos (nos sometemos a los demás, no sabemos defendernos y no tenemos fuerza para expresar lo que sentimos, pensamos o necesitamos) o bien seremos agresivos (al expresarnos herimos física, verbal y/o emocionalmente a los demás, pues no les respetamos, ni somos empáticos ni tolerantes con ellos).

SER ASERTIVOS NOS PERMITE:

  • expresar nuestras idees, opiniones y emociones sin agredir ni ser agredidos
  • defender nuestros derechos respetando los de los demás
  • ser capaces de decir "no" y no dejarnos influir por los demás
  • dar nuestras opiniones (y aceptar las de los demás) sin sentirnos culpables
  • ser más amables, respetuosos y tolerantes sin llegar a ser personas pasivas o sumisas
  • no dejarnos manipular, pero tampoco ser manipuladores
  • sentir mayor bienestar personal, porque lo que hacemos está alineado con nuestros valores e ideas
  • potenciar nuestra conciencia emocional y la autorregulación

Ya vas viendo la importancia de enseñar a los niños a ser asertivos, ¿verdad? 


CONSEJOS PARA ENSEÑAR ASERTIVIDAD A LOS NIÑOS:



1. Sé un buen ejemplo de asertividad: 

Los niños nos observan en todo momento y absorben nuestros comportamientos y nuestra forma de comunicarnos con los demás (tanto con ellos como con otras personas). Así que cuida mucho tu comunicación y trata de ser siempre asertivo

Ante esto pregúntate cómo le hablas a tus hijos o alumnos, porque en general les hablamos muy muy mal :( 

Entonces, ¿cómo van a comunicarse ellos con los demás?


cómo trabajar enseñar asertividad a los niños, dar ejemplo

Hazte estas preguntas:
  • ¿Le estoy todo el día dando órdenes?, ¿o le pregunto sobre sus opiniones?
  • ¿Le hablo con respeto, cariño y sin gritos ni amenazas?
  • ¿Le escucho atentamente cuando tiene algo que contarme y tomo en cuenta sus preferencias?
  • ¿Le doy todo hecho?, ¿o le dejo escoger sobre las cosa que afectan a su vida?
  • ¿Negocio y cedo si hace falta?
  • ¿Le hablo con el mismo respeto con el que le hablo a una persona adulta?
  • ¿Dejo que exprese lo que siente libremente?
  • ¿Cuando me cuenta algo que le ha pasado, luego le regaño por lo que hizo o no hizo?
  • ¿Le estoy todo el día adoctrinando, aleccionando, aconsejando...?

Ser asertivo con los niños podría resumirse en tratar de tener con ellos una relación más horizontal (de igual a igual) y menos vertical (yo mando y tu obedeces). ¿Cómo es vuestra relación?


2. Propicia un buen ambiente de comunicación:


Es importante que los niños sepan que en casa (o en el aula) puedes expresar libremente lo que sienten y lo que les pasa, y también que pueden contar cualquier conflictos o problemas que tengan en su día. 

Para ello es importante tratar de crear un clima de confianza y practicar la escucha activa y atenta. Lo conseguiremos si, cuando nos cuentan algo, no les cortamos, dejamos todo para atender a lo que nos dices, no juzgamos, ni criticamos, ni regañamos ni damos consejos (a menos que no lo pidan).


cómo trabajar enseñar asertividad a los niños, crear clima de comunicación y confianza

También debemos propiciar la expresión de nuestra emociones sin vergüenza. Y aquí, una vez más, es importante que los adultos también lo hagamos sin esconder esas emociones menos agradables, sino contando cada día cómo nos hemos sentido y cómo lo hemos gestionado. Eso les transmitirá la idea de que todas las emociones (propias y ajenas) son aceptables, respetables y deben expresarse.

3. Dale herramientas para expresarse con respeto:


Debemos transmitirles que todo puede expresarse y hablarse, pero desde el respeto. 

No deben callarse las cosas por educación, pero sí deben decirlas de forma que no falten al respeto a nadie. Así pues, también pueden y deben decir lo que les molesta y lo que no les gusta. 

Pero no toleraremos faltas de respeto.

Si vemos que se expresan de forma no adecuada, les ayudaremos a buscar una forma más respetuosa de decirlo. Siempre sin reproches ni regañándoles, están aprendiendo, así que necesitan nuestra ayuda, comprensión y cariño.


cómo trabajar enseñar asertividad a los niños, darles herramientas para ser respetuosos

Una buena fórmula es enseñarles a hablar desde el "yo" en lugar de desde el "tu", por ejemplo:

"Yo me he sentido ofendido cuando has dicho esas cosas, así que te agradecería que no lo repitieras", en lugar de "tú me has hecho sentir mal" o "¡no lo repitas nunca más!".

"Cuando me has quitado el juguete me he enfadado mucho, ¿otro día me lo podrías pedir antes?", en lugar de "tú me has hecho enfadar" o "me has quitado el juguete, ¡te odio!".

4. Resolución de conflictos: enséñale a negociar y a ceder:


Muchos adultos creemos que negociar con los niños es perder nuestra autoridad y credibilidad, pero nada más lejos de la realidad. Negociar con ellos es enseñarles una habilidad que van a necesitar mucho a lo largo de su vida, tanto personal como profesional.

Además cuando negociamos con ellos les transmitimos que nos importan sus opiniones y que respetamos sus necesidades e ideas, que les queremos de forma incondicional y que tienen poder sobre su propia vida, eso les hace a su vez ser más responsables y autónomos.

cómo trabajar enseñar asertividad a los niños, resolución de conflictos negociar

Si nosotros negociamos con ellos, ellos sabrán cómo hacerlo con otras personas y con sus iguales. Este es el primer paso para que puedan resolver conflictos y peleas de forma asertiva y no agresiva o pasiva. 

Cuando tengan un conflicto, lo mejor siempre es intervenir lo menos posible y ayudarles a centrarse en buscar soluciones y no culpables.

5. Enséñale a decir que "no":


Es muy fácil y placentero tener hijos o alumnos que a todo dicen que "sí" sin rechistar. Pero cuidado que esos niños crecerán y se convertirán en adolescentes sumisos, sin opinión propia ni fuerza para decir que "no" a lo que no les apetece o saben que puede dañarles, por ejemplo drogas, alcohol, conductas temerarias...

Así que ayúdale a tener criterio propio, a no someterse a la opinión del grupo y a decir "no" cuando algo no le guste o le apetezca. Si tu respetas sus "no", él aprenderá que son legítimos, que puede expresarlos y que puede fiarse de sus percepciones y sensaciones.

cómo trabajar enseñar asertividad a los niños, saber decir no

Hay que encontrar el equilibrio entre poner unos límites claros y firmes, pero también lógicos para que los niños puedan desarrollarse como los seres independientes de nosotros que son.  

Además demuéstrale siempre tu amor incondicional, independientemente de su conducta, de si le gustan las mismas cosas que a ti o de si opina o no lo mismo que tú.

De lo contrario, favoreceremos comportamientos de aceptación y sumisión y los niños aprenderán que para ser querido y aceptado deben obedecer a todo.

Cuida también de no ponerle etiquetas del tipo "es muy buena niña", "siempre nos hace caso", "es muy obediente"... porque podrían ser una terrible condena.

6. Potencia su autoestima:


Un niño con una buena autoestima tiene una imagen muy positiva de sí mismo, se respeta profundamente y se ama, así que no tiene miedo a expresarse libremente, pero tampoco teme a las críticas ni al rechazo porque no necesita aprobación externa para sentirse bien consigo mismo. 

Así que ayúdale a construir una sana autoestima, la cuál siempre empieza por tener un buen autoconcepto de uno mismo y, evidentemente, por autoconocerse muy bien.

Tienes algunas ideas para potenciar la autoestima de los niños en estos dos artículos y muchas herramientas en mi curso "Educación emocional con cuentos y juegos", ¡más de 1.000 familias y profesionales ya lo están disfrutando!

https://goo.gl/YvfAvv

7. Desarrolla su empatía:


La empatía es la habilidad de ponernos en el lugar del otro y comprender cómo se siente en una determinada situación. Si les ayudamos a ser empáticos, inevitablemente les estamos ayudando a ser más asertivos, porque comprenderán que las palabras que dicen afectan a las otras personas y pueden provocarles emociones desagradables y hacerlas sentir mal. 

Eso hará que midan más lo que dicen y cómo lo dicen, para encontrar una forma de expresarse que no hiera innecesariamente a los demás.

Tienes en este post más sobre la empatía y algunos cuentos para trabajarla con los niños.

3 ACTIVIDADES PARA TRABAJAR LA ASERTIVIDAD CON LOS NIÑOS:

Las actividades son adaptables a todas las edades. Puedes realizar las que quieras, pero si decides hacerlas todas, te aconsejo que sigas el orden en el cual te las explico.

1. Actividad sobre los tres tipos de comunicación:


Esta actividad está pensada para que podamos explicar a los niños de forma amena los tres tipos de estilo comunicativo que podemos encontramos: pasivo, agresivo y asertivo.

Lo haremos relacionándolos con tres personajes: una tortuga (estilo pasivo), un dragón que hecha fuego (estilo agresivo), un niño amable (estilo asertivo).

actividad juego trabajar enseñar asertividad niños tres tipos de comunicación

 
Cómo desarrollar la actividad:
  • Imprimir este archivo
  • Recortar las frases descriptivas de cada estilo de comunicación
  • Recortar los personajes
  • Colorear los personajes mientras hablamos y explicamos cada tipo de comunicación
  • Colocamos los tres personajes sobre una mesa 
  • Vamos leyendo y comentando cada frase y la colocamos debajo del personaje (estilo comunicativo) que más representa esa característica
  • Debatimos todo lo que haga falta


2. Juego de Rol para trabajar la asertividad: 


Nada mejor que ensayar para aprender a resolver conflictos y darnos cuenta de los tipos de comunicación que pueden presentar las personas. Si hemos hecho la actividad anterior ya sabremos más sobre estos estilos de comunicación.

El juego es sencillo. Nos reunimos con papel y bolígrafo y vamos a responder a una pregunta sin que el resto vea nuestra respuesta. Si los niños son pequeños, les ayudamos a escribirlo. 

Luego vamos a poner las respuestas en común y deberemos negociar para consensuar una respuesta única para todos. 

Algunas preguntas podrían ser: ¿qué tres cosas salvarías si la casa estuviera ardiendo?; ¿dónde vamos a ir las próximas vacaciones?; ¿qué película vamos a poner el próximo sábado para ver en familia?; ¿qué vamos a comer mañana en la cena?...

¡El debate está servido!

Podemos complicar algo la dinámica si repartimos los tres roles de estilo de comunicación: pasivo, asertivo, agresivo. Así los niños se darán cuenta de cómo es cada tipo de comunicación, cómo nos hace sentir cada una de ellas, cuál es más beneficiosa para llegar a acuerdos... 

3. Notas de asertividad:


Esta actividad nos servirá para propiciar un buen ambiente en casa o el aula, practicar la asertividad y promover una buena comunicación.

Simplemente debemos crear cuatro tipos de tarjetas diferentes, tendremos: "Gracias"; "Me gustaría"; "Perdón por" y "Me molesta".

Las dejaremos en un lugar visible de casa o del aula y cuando alguien quiera dar las gracias, pedir perdón, expresar un deseo o contar algo que le ha molestado, cogerá una tarjeta, la rellenará y la dejará en un lugar apropiado para que la encuentre la persona a quien va dirigida.

Si empezáis los adultos, te aseguro que los niños pronto os imitarán.



4 CUENTOS SOBRE SER ASERTIVO Y SABER DECIR "NO":


1. "Si yo tuviera una púa", Eva Clemente y Teresa Arias, ed. Emonautas (+5 años):

Ya te hablé de este libro en Los mejores cuentos para trabajar las emociones con los niños.

Es fantástico para que los niños descubran que es importante respetarse a uno mismo, escuchar las necesidades personales, decir que "no" y poner límites claros a los demás, siempre a través del respeto y la comunicación asertiva.


cuento trabajar asertividad niños si yo tuviera púa, educación emocional

El erizo protagonista quiere hacer amigos y teme no agradar a los demás si no hace todo lo que le dicen, incluso cuando eso es perjudicial para él. Eso le llevará a consecuencia desagradables, pero también a aprender a decir "no" sin remordimientos ni culpabilidad. 

Al final del libro, hay una útil guía de 2 páginas para padres y educadores.


2. "Nuna sabe leer la mente", Orit Gidali y Aya Gordon-Noy, ed. Birabiro (+3-4 años):

Ya te mostré este libro en NO al bullying o acoso escolar: cuentos y libros para prevenirlo, porque nos muestra como un conflicto tiene siempre dos versiones.

prevenir bullying o acoso escolar, cuento Nuna sabe leer mente

En lo que nos ocupa ahora, el libro me gusta porque nos ayuda a darnos cuenta que muchas veces no expresamos lo que realmente pensamos o sentimos y eso suele ser perjudicial para todos. Por eso debemos recurrir a la asertividad y decir siempre lo que necesitamos pero sin olvidarnos del respeto y la amabilidad.

http://www.clubpequeslectores.com/p/curso-educacion-emocional-con-cuentos-y.html


3. "Monstruo pequeño dice ¡No!", Áslaug Jónsdóttir, Rakel Helmsdal y Kall Güetter, ed. Sushi Books (+3 años):


Monstruo Pequeño está harto de Monstruo Grande, porque siempre lo ridiculiza, le manda, le roba las ideas, le rompe los dibujos... En definitiva, no es un buen amigo y ha llegado la hora de ser valiente y decirle ¡no!. Una historia sobre la amistad, cómo relacionarse y no dejar que abusen de uno.

¡Muy recomendable!

cuento infantil para trabajar enseñar asertividad a los niños, monstruo pequeño dice no

4. "Aprende a decir que no", Nireia Canals y Sandra Aguilar, ed. Salvatella (+3 años): 

Un libro que pertenece a una colección de cuentos sencillos pero útiles para acercar a los niños al reconocimiento y gestión de los diferentes tipos de emociones que se encuentran en su día a día.

En este caso, Javier deberá aprender a decir que "no" a sus amigos y compañeros de colegio si quiere sentirse bien consigo mismo y respetar sus valores e intereses. No será fácil pero merecerá la pena.

cuento infantil para trabajar enseñar asertividad a los niños, aprender a decir que no Canals


Espero que ahora seas más consciente de la importancia de trabajar la asertividad con los niños (¡y en uno mismos!) y que te hayan sido útiles estos consejos y recursos. No dudes en compartir si te pareció útil, ¡mil gracias por adelantado!


Quizás también te interesa:

***Si quieres adquirir alguno de esos libros, te recomiendo ir a tu librería de confianza, ahí seguro que los encontrarás todos, o te los pedirán encantados. Si eso no te es posible, clicando en el título del libro accederás a los enlaces afiliados del blog (Amazon). ¿Qué es eso? Tu pagarás exactamente lo mismo y yo recibiré una pequeña comisión que me ayudará a seguir con este proyecto. ¡Gracias por adelantado!***

http://eepurl.com/bz_bIn


8 comentarios

  1. Hola, Judith! Enhorabuena por tu blog! Está lleno de libros y consejos maravillosos. En este caso qué post más útil para realizar las actividades ahora en vacaciones.
    Feliz verano! :)
    Susana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Susana!! Qué bien que os sea útil, así es un placer compartir! Abrazos

      Eliminar
  2. Muchisimas Gracias! Judith me parece muy buen recurso y muy necesario. Primero trabajarlo nosotros, los padres y luego trabajarlo con ellos. Eres una genia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja muchas gracias a ti!! me alegra que te guste y como bien dices, primero debemos trabajarlo los adultos que a muchos nos falta mucho camino por recorrer jejeje!! Abrazos grandes!

      Eliminar
  3. ¡Hola buena tarde! Qué buen post para esta temporada de vacaciones, las dinámicas están sencillas y el mensaje queda clarísimo, le sacaremos mucho provecho ;) sobre todo porque la temática es super importante, en verdad imprescindible trabajarla en casa, desde nosotros mismos como padres y desarrollarla en los peques. Saluditos desde México!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola buena tarde!

    Gracias por tan buen post, perfecto para trabajarlo en esta temporada vacacional ;) sobre todo por la importancia de la temática, imprescindible desarrollarla en nosotros mismos como papas y por supuesto en nuestros peques.

    Saluditos desde México!

    Noemí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por pasar por aquí a leerme! Como bien dices, todo empieza en nosotros mismos! Abrazos

      Eliminar
  5. Hola Judith!
    Como siempre me encanta, espero llevarlo a la práctica, que es lo complicado.
    Besitos

    ResponderEliminar