Bote de la comunicación

recurso educación emocional y lectoescritura: bote de la comunicación
Hoy te traigo un recurso fantástico para que todos en casa practiquen un poco de lectoescritura. Pero sobretodo es un recurso para que cada uno exprese sus emociones, pueda verbalizar delante de los demás las cosas que le gustan (y las que no) y empatice con el resto de miembros de la familia.

Con este sencillo juego podéis pasar un rato en familia afianzando vínculos y mejorando la autoestima de los niños, a la vez que propiciamos la comunicación y la confianza entre nosotros. 

Además haremos refuerzo positivo, elogiando las pequeñas (y grandes) cosas que cada uno ha hecho por los demás. Creando así un ambiente donde se escuchan los sentimientos de todos, se respetan y, más adelante, se tienen en cuenta al actuar. Porque descubriremos que nuestros actos afectan a los demás y que está en nuestras manos hacerles sentir bien con pequeñas acciones de nuestro día a día.

Educación emocional, autoestima, empatia, refuerzo positivo, lesctoescritura en familia,.... parece una receta mágica, ¡jejeje! Pero es un simple juego que puedes aplicar desde ya.

recurso educación emocional y lectoescritura: bote de la comunicación, niños

La idea de este juego la saqué de este fantástico artículo de sindeberes, donde nos proponían este y otro dos juegos más para pasar tiempo en familia. Me gustó tanto la idea que la puse en marcha el mismo día. Y ya vamos por la cuarta semana jugando y la experiencia no puede ser más positiva.

Te cuento en qué consiste y los beneficios que estamos obteniendo.

Sólo necesitas papel, bolígrafo, tijeras y un bote (o caja). Durante la semana cada miembro de la familia debe ir escribiendo en el papel esas cosas que otro miembro de la familia ha hecho por él y le han hecho sentir bien. Nosotros lo hemos bautizado "Me gustó cuando...".

Luego se recorta la frase y se guarda dentro del bote. Una vez a la semana nos reunimos toda la familia, hacemos chocolate caliente y leemos las frases. Por turnos cogemos una frase al azar, la leemos e intentamos averiguar quién la ha escrito y a quién se refería. 


recurso educación emocional y lectoescritura: bote de la comunicación, puesta en práctica

Luego dejamos que esas dos personas implicadas comenten lo que pasó aquel día y cómo se sintieron. Es importante dar este espacio para que expresen sus emociones y sientan que tienen toda la atención de los demás, que nos interesamos por sus sentimientos y por las cosas que les suceden a diario.

Por supuesto el chocolate caliente es optativo jejeje, pero me parece una motivación extra para que todos se animen a participar activamente. Las frases no pueden leerse ni el bote abrirse hasta el día acordado.

Qué he notado en estas semanas usando el Bote de la comunicación:

  • Aprenden a reconocer y expresar sus emociones: cada vez les resulta más sencillo expresar cómo se sienten en distintas situaciones.

  • Aumenta la comunicación entre todos.

  • Empatizan más con los demás: esto me parece vital para la buena convivencia. 

  • Se dan cuenta que sus acciones tienen consecuencias y efectos en el resto de personas.

recurso educación emocional y lectoescritura: bote de la comunicación, cómo usarlo
  • Valoran más las pequeñas cosas: cada vez les cuesta menos darse cuenta de esos pequeños detalles que los demás hacen para ellos y que les hacen sentir bien. 

  • En consecuencia, se dan cuenta que pueden hacer cosas bonitas por los otros sin casi esfuerzo.

  • Mejora su comportamiento hacia los demás, a la vez que aprenden a gestionar sus conflictos, porque expresan abiertamente cómo se sienten y qué les haría sentirse mejor.

  • Se sienten protagonistas del momento, aumentando su autoestima.

  • El refuerzo positivo hace que se sientan bien, así que intentan repetir buscando cómo hacer cosas agradables para los demás.

La verdad es que lo estamos disfrutando mucho, por eso te animo a probar, porque es realmente sencillo de hacer y es un gran recurso para pasar tiempo de calidad con los niños. Hablo de mi experiencia en casa pero lo veo aplicable a la escuela y creo que también sería muy beneficioso usarlo para cohesionar al grupo-clase.

¿Qué te ha parecido este juego?, ¿lo ves fácilmente aplicable?. Si lo pones en práctica, me encantará saber qué tal te ha funcionado.

También te puede interesar: 

     
    http://eepurl.com/bz_bIn

11 comentarios

  1. ¡Me encanta! ¡Felicidades! Acabamos de vaciar nuestro bote de "me aburro" para hacer "lo mejor", el siguiente éste. Guardado. Gracias Judith, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué hacéis en "lo mejor"?? Gracias a ti, un abrazo fuerte!

      Eliminar
  2. La idea me parece fabulosa y enriquecedora.
    Añadiría la lectura final por parte de un miembro de la familia de una emoción, del libro el mocionario.
    Así diferenciarían y descubrirían emociones que a veces nos parecen iguales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya buenísima idea!!! La apunto y lo vamos a probar. Gracias por compartir. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Me parece genial Judith, lo único que para los más pequeños es difícil de seguir no??? Como lo haces con la peque, que alternativa has utilizado??? Gracias

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la idea Judith y la llevaremos a cabo...lo único que laceo complicada para uñís peques... Cómo lo has hecho tú con la peque?? Que alternativa has utilizado??? Mi peque aún no sabe expresar sus emociones y le cuesta bastante exteriorizarlas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira con la peque (3 años) lo que hacemos es escribir el resto cosas buenas que ella ha hecho. Por supuesto ella no puede escribir porque aún no sabe, pero le gusta participar también. Así la incluimos y le encanta. Muchas veces cuando oye las cosas de los otros ella se lanza a explicarnos algo que le ha pasado, a veces es inventado (como imitando lo que acabamos de leer). Nosotros la escuchamos con atención. Creo que no importa que sea real o no, porque va entendiendo las emociones y las situaciones. No puede profundizar pero estoy segura que entiende más de lo que creemos.
      Incluso a veces me dice: mamá te voy a poner esto en el bote. Así que algo va pillando.
      A veces si ve a alguno de sus hermanos escribir algo, ella se pone a hacer un dibujito. Me sorprende porque casi siempre hace sólo caras contentas y hasta las recorta y pone dentro. Son grandes imitadores!!!
      También podemos ayudarles al principio, detectar nosotros esos momentos que le han gustado, hacerles la reflexión de que eso le ha hecho sentir bien y enseñarle como lo escribimos y lo ponemos en el bote. Seguro que luego se acordará al leerlo.
      Para más pequeños, si son hijos únicos, mejor esperar. Si tienen hermanos mayores, incluirlos en el juego y la dinámica yo creo que es una buenísima idea, porque seguro que algo van interiorizando y al final, lo mejor es el ratito en familia que se pasa juntos.
      Espero haberte ayudado. Un abrazo!

      Eliminar
  5. Hola Judith, me pongo manos a la obra este fin de semana seguro. Me parece importantísimo el trabajo de los sentimientos y las emociones con los niños (y con los adultos), cuántos problemas nos podríamos ahorrar los adultos si hubiéramos tenido estos recursos cuando éramos pequeños, pero te digo por experiencia que nunca es tarde para aprender a sentir. Es una actividad muy completa. Y la idea del emocionario es un complemento perfecto. Muchas gracias por compartir. Me convierto en fiel seguidora de tu blog.
    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Mari por tus palabras. Tienes mucha razón, nunca es tarde!!! para nadie ;)

      Eliminar