Juego DIY: Laberinto de las emociones

educacion emocional y cuentos, juego DIY laberinto emociones

Hoy te traigo un juego hecho en casa para que los niños aprendan a nombrar y a diferenciar las distintas emociones que experimentan en su día a día.

En casa acompañamos este juego DIY con los cuentos de Anna Llenas "El monstruo de colores" y su nuevo "Laberinto del alma" (sobretodo de este último saque la idea y la estética del juego). Pero puedes usarlo con cualquier libro de emociones que tengas ya en casa, al igual que con alguno de esta lista: 10 cuentos infantiles para la educación emocional.

Lejos de ser una moda, la educación emocional ha llegado para quedarse. Y yo me alegro por ello, pues cuántos conflictos pueden resolverse fácilmente si sabemos expresar lo que sentimos y lo que queremos o si sabemos gestionar bien nuestras emociones o empatizar con los demás.

educacion emocional y cuentos, juego DIY laberinto emociones, niños jugando

Dotar a nuestros hijos (o alumnos) de inteligencia emocional les dará la llave para una vida más serena, plena y feliz porque les da confianza en si mismos y en sus capacidades personales, aprenden a empatizar y desarrollan habilidades sociales. 

Ya hace un tiempo recopilé una serie de juegos y actividades (con imprimibles) para trabajar las emociones. Hoy te quiero enseñar un nuevo juego que estamos disfrutando mucho en casa y que es adaptable a todas las edades. Además, puede ir creciendo con el niño.

NECESITAS:

1. Construir un tablero como este: puedes hacerlo en una cartulina o bien, como hicimos nosotros, reciclando cartón. 

educacion emocional y cuentos, juego DIY laberinto emociones, tablero

2. Un dado normal.

educacion emocional y cuentos, juego DIY laberinto emociones, dado imprimible3. Una ficha para cada jugador (por ejemplo, puedes pegar una fotografía de carné en un trozo de cartón).

4. Libreta (o hojas) y colores.

5. Un dado con opciones, como el que puedes descargarte e imprimir aquí.

6. Tarjetas "?" con las emociones que quieras trabajar con los niños: empieza por las básicas (alegría, tristeza, rabia, miedo,...) y ve añadiendo otras cuando los niños ya dominen las primeras.

7. Un adulto moderador que controlará las tarjetas "?", porque a veces puede leerse la emoción y otras veces se debe adivinar.

CÓMO SE JUEGA:

1. Lanzar el dado normal y avanzar por las casillas.

2. Si caemos en una casilla con monstruo debemos:

  • Monstruo alegre: avanzar una casilla.
  • Monstruo triste: retroceder dos casillas.
  • Monstruo durmiendo: estamos cansados, vamos a estar un turno sin tirar.
educacion emocional y cuentos, juego DIY laberinto emociones, niños jugando

3. Si caemos en una casilla "?": cogeremos una tarjeta "?" pero antes debemos tirar el dado de las opciones, porque en función de lo que nos salga, podremos mirar la tarjeta o tendremos que adivinar la emoción que nos ha salido. Estas son las opciones del dado (recuerda descargarlo aquí):

  • Hacer lista: con la emoción de la tarjeta, escribir diferentes situaciones donde podemos experimentar dicha emoción. Todos pueden ayudar.
  • Dibujar: leemos la emoción de la tarjeta y hacemos un dibujo de ella, el resto de participantes deben adivinar cuál es.
  • Mirar y adivinar: el moderador es quien coge la tarjeta "?", busca en nuestro libro la emoción y cubre el texto. Entonces el jugador, sólo mirando las ilustraciones, debe adivinar de qué emoción se trata.
  • Leer y adivinar: parecida a la anterior, pero en este caso el moderador lee la emoción sin dejar ver las ilustraciones y el jugador debe adivinar cuál es.
  • Mímica: coger la tarjeta "?" y representar (sin hablar) la emoción. El resto de participantes debe adivinarla.
  • Hacer teatro: el jugador puede elegir a otra persona con la cuál representar una pequeña escena donde se viva la emoción que le ha salido en la tarjeta.

4. Es el turno del siguiente jugador.



educacion emocional y cuentos, juego DIY laberinto emociones, funcionamiento 
Te animo a probar porque es un juego muy entretenido y divertido, donde todos podemos implicarnos. Además, como ya te comentaba, puedes ir aumentando la dificultad del mismo añadiendo más emociones a medida que los niños las vayan dominando. 

También puedes adaptarlo para que jueguen niños de distintas edades, por ejemplo, usando unas tarjetas para los peques (con emociones más básicas) y otras tarjetas más complejas para los más grandes.

Recuerda que tienes más juegos y actividades en este post y que también tengo este tablero de pinterest donde voy añadiendo más recursos interesantes para la educación emocional.

Y ahora sí para acabar, te pongo aquí mi post de instagram del libro "Laberinto del alma" de Anna Llenas, porque creo que es el complemento ideal para acompañar este juego y un libro estupendo para regalar a cualquier edad, por ejemplo el próximo 23 de Abril, Día del libro (ahí lo dejo, jejejeje!).  


#hoyleemos “Laberinto del alma” de @annallenas. Este libro es una auténtica joya. La edición muy cuidada y el contenido un 10. No es un cuento, es más bien como un diccionario de emociones (parecido a "El emocionario", pero para mi gusto le da mil vueltas). Es un libro de esos de tener en una estantería bien visible en casa y siempre a mano para consultarlo a menudo. 58 emociones explicadas con mucha sensibilidad y representadas con las siempre evocadoras ilustraciones de esta autora. Sin duda un imprescindible. ¿La edad? Yo diría que a partir de 6-7 años ya podemos empezar a utilizarlo. Pronto espero contaros como lo estamos usando en casa, hemos creado un juego que está dando mucho de sí jejeje! 👍🏻 Destacar que me parece un libro también para adolescentes y para adultos. Porque todos necesitamos trabajar la inteligencia emocional, es uno de los pilares de la felicidad. Si no sabemos cómo nos sentimos, si no reconocemos lo que nos pasa, si no sabemos gestionar las emociones (buenas y malas),… no somos capaces de gobernar nuestra vida ni de equilibrar nuestra alma. Se habla mucho de la educación emocional de los hijos, pero ¿y la nuestra?🤔 Me tiene intrigada el final del libro, ¿parece que igual habrá segunda parte @annallenas? #lij #literaturainfantil #literaturajuvenil #albumilustrado #avuillegim #cuentosparaniños #llibresinfantils #crecerleyendo #leerparacrecer #leerescrecer #leerimporta #yoleo #annallenas #recursosdidacticos #recursoseducativos #librosemociones #educacionemocional #kidsbooks
A video posted by Judith Franch (@clubpequeslectores) on


Quizás también te interesa:

 
http://eepurl.com/bz_bIn

12 comentarios

  1. Guauuuuu me ha encantdo Judith. Lo usare seguro. Gracias. Muak.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Emi, lo pasamos muy bien jugando. Ya me contarás qué tal. Bsos

      Eliminar
  2. ¡Ole! Esto lo tengo que guardar en algún sitio que no vaya a perder jamás porque lo haré en cuanto tenga sentido hacerlo en clase. Encima, la estética que le has dado es muy chula, me encantan esos contadores con las fotos de los peques :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja gracias! Me pareció apropiado como las emociones son algo muy personal, pues que las fichas también estuvieran personalizadas. Un abrazo!

      Eliminar
  3. Una muy buena propuesta de juego Judith!! Me ha encantado y seguro que en casa lo probamos!! Muchas gracias por compartirlo!! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, animaros y me cuentas. Un abrazo

      Eliminar
  4. ¡Qué maravilla! Aprender jugando es la mejor experiencia... y si encima es con la ayuda de El Monstruo de Colores. ¡¡Nuestros peques se enamorarán!!

    Muchas gracias por esta propuesta, me encanta.

    ¡Un muackiles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí yo también lo creo Sonia, aprender a través del juego no sólo es más divertido, sino más motivador y mucho más eficaz. Un abrazo!

      Eliminar
  5. muy chulo! solo me chirria una cosita...tener que retroceder con el monstruo triste...como si fuera una penalizacion estar triste...pd. no tengo acentos en mi teclado, siento las faltas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad yo lo pensé más en cómo se suelen sentir los niños cuando en un juego se les hace retrocedes, inevitablemente se suelen sentir tristes, por eso lo puse así. Pensando que representaba cómo se sienten al caer en ese tipo de casillas. Incluso los adultos nos sentimos así cuando nos pasa, aunque claro está, es una tristeza leve y pasajera.

      Gracias por la observación, no lo había pensado así.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Que hermoso juego, te cuento que mi niño de 8 años de segundo grado jugaron en el colegio y trajo el juego a casa y nos pareció genial jugarlo, es otra forma de juego pero tambien referido al video del cuento " el monstruo de colores" pero tu propuesta me encanta y me parece muy interesante voy a jugarlo junto a mis peques y luego te escribiré para contarte como resulto. gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Espero que lo disfrutéis y me encantará qué me cuentes qué tal os fue. Un abrazo fuerte!

      Eliminar