¡Blandiblu casero No tóxico y fluorescente!

cartel blandiblu casero no tóxico fluorescente

¿Os acordáis del blandiblu? Aquella especie de moco verde tan pegajoso y resbaladizo. Cuando éramos pequeños se puso muy de moda, ahora parece que ya no está a la venta. Yo había jugado mucho de pequeña y recuerdo que era realmente divertido y... ¡asqueroso!

Pues bien, me sorprendió cuando, por casualidad, vi por internet que ¡se podía hacer en casa!
Me puse enseguida a investigar como se podía hacer. Encontré varias maneras de hacer el blandiblu (que, por cierto, también se suele denominar gak, flubber o slime), pero todas me parecieron complicadas y, lo más importante, "tóxicas" o poco aptas por menores de 3 años. Así que desistí.

Blandiblu casero fluorescente

Pero entonces me tropecé con esta entrada del blog "Tigriteando": "Blandiblu o slime casero y No tóxico"

Fue todo un descubrimiento: para hacer blandiblu sólo hace falta agua y plantaben (medicamento con psyllium que podéis encontrar en todas las farmacias por menos de 5€ los 30 sobres).

Blandiblu casero fluorescente

Paralelamente, estaba buscando actividades fluorescentes para hacer con la luz negra que habíamos comprado hacía poco para hacer nuestro Alucinante baño fluorescente. Y encontré que en el blog de "Manetes i cosetes" y en el blog de "Encenent la imaginació" habían hecho blandiblu fluorescente! Eso sí, con una receta diferente de la de "Tigriteando".

Así que decidí hacer un mix y el resultado fue un blandiblu No tóxico fluorescente. Si visitáis (que os lo recomiendo) los blogs de "Manetes i cosetes" y de "Encenent la imaginació" veréis que sus blandiblus son más parecidos al original, más limpios y que al cortarlos vuelven a ligar mejor que no el nuestro. Pero yo preferí esta receta de "Tigriteando" por ser no tóxica y muy sencilla (además todos los ingredientes ya los teníamos en casa).

Hice tres pruebas jugando con las cantidades de plantaben y agua para ver qué blandiblu quedaba mejor. El de color naranja lo hice con un sobre de plantaben y 250ml de agua y quedó demasiado líquido y poco ligado, muy pegajoso y pringoso. El que quedó mejor, para mi gusto, fue el granate. Os dejo las proporciones.

Blandiblu casero fluorescente


Material necesario:

- 2 sobres de plantaben
- 300 ml de agua
- un recipiente alto, apto para microondas (os recomiendo que sea grande y/o alto porque a veces hace burbujas y podría derramar)

Material opcional:

- 1 pastilla de vitamina B-Complex 50, para que sea fluorescente (ya os hablé de ello aquí)
- colorantes alimentarios, si queréis hacer blandiblu de diferentes colores (aunque la base siempre será naranja debido al plantaben)

Instrucciones Blandiblu casero fluorescente

Procedimento:

- Mezclamos bien el plantaben, la vitamina (abrimos y vaciamos la pastilla) y el agua.
- Ponemos unas gotas de colorante y removemos.
- Calentamos 5 minutos en el microondas.
- Lo removemos bien con una cuchara de madera hasta conseguir la masa de blandiblu.
- Dejamos enfriar y ya tenemos lista nuestra masa viscosa y asquerosa.

Y ahora a jugar y a dejar volar la imaginación... presionar, cortar, exprimir, estirar, aplastar... hacer ascos y reír, reír mucho!!!

Blandiblu casero fluorescente


Blandiblu casero fluorescente

Blandiblu casero fluorescente

ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO Y OS ANIMÉIS A HACERLO ;)

No hay comentarios