"Los vecinos de la C/Quiénsabe"


"Los vecinos del C/Quiénsabe" es un cuento lleno de personajes muy estraños, cada uno de ellos con un problema terrible y espantoso. Afortunadamente, siempre hay algun vecino dispuesto a ayudar. Con ellos los niños y niñas descubrirán la solidaridad y como todos tenemos siempre la clave para ayudar a alguien que lo necesita. Un grito a la generosidad y a la convivencia.





  • Puntuación Club Pequeños Lectores: 9
  • Categorías: valores, solidaridad, convivencia
La protagonista del libro nos explica que al lado de su casa sólo queda un solar vacío donde a veces trae a pasear a su perro, pero ayer, cuando fue al solar, le pasó una cosa increíble...."En el mismo lugar que el día antes estaba vacío, ahora se levantaba un edificio muy extraño. Cómo era posible?".
 


La niña se queda observando el edificio y no se da cuenta que está en medio de la calle y una furgoneta está a punto de atropellarla! Aquí se habría acabado la historia si no fuera porque los nuevos vecinos siempre están dispuestos a ayudar a quienes lo necesitan. La niña es subida hacia arriba por el vecino del 1o 1a, el señor Pägueiras, que en vez de manos tiene paraguas!


La niña queda de lo más sorprendida: que cosas más divertidas deben hacerse con unas paraguas-manos!

El señor Pägueiras, reconoce que no está mal tener paraguas en lugar de manos, pero que tiene un problema terrible y espantoso: "Cuando me pica la espalda y no me puedo rascar!".

Por suerte, la señora Salmmin, del 1o 2a, siempre le ayuda cuando tiene picor, pues ella tiene más de mil manos! Pero ella también tiene un de problema: imagínate para cortar las más de cinco mil uñas que tiene!

Por suerte, las germanas Rosseti, del 2o 1a, le pueden hacer la manicura en un momento, pues tienen tijeras en lugar de piernas. Pero, está claro; esto también tiene sus inconvenientes: "que cuando duermen desgarran las sábanas"... cada noche el mismo!

Por suerte, el señor Trasés, del 2o 2a, es medio hombre medio máquina de coser, un gran sastre que arregla todas las sábanas en un cerrar y abrir de ojos. Pero su piso tiene poca luz y cuando se hace oscuro no se ve y lo cose todo a la inversa.

Por suerte, la señora Tomebba, le puede ayudar, pues es medio mujer medio lámpara. Es una mujer muy luminosa, pero como todos, tiene un problema terrible y espantoso: "...empieza a ponerse incandescente, le sale humo de la cabeza....".


Por suerte, la chica del 3o 3a, la Torvindela, tiene un ventilador a la cabeza y la enfría en un momento. Pero, está claro, "con tanto aire siempre está resfriada, la pobre!"

"Y cómo se lo hace...?" se pregunta la niña.

Resulta que todavía no hay nadie que la pueda ayudar. Pero aquella misma noche harán una reunión de vecinos para ver como pueden arreglar su problema.

La niña vuelve a casa y se pasa toda la noche pensando qué puede hacer ella para ayudar a los nuevo vecinos, hasta que encuentra la solución! Por la mañana corre a hablar con el señor Pägueiras, pero al llegar...

Seguro que este libro gustará a grandes y pequeños, pues es entretenido a la vez que nos enseña algo más: todos somos diferentes, todos tenemos virtudes y también alguna carencia, todos tenemos algo especial que podemos usar para ayudar a los otros y todos necesitamos ayuda alguna vez. Las ilustraciones os atraparán y los personajes, tan extraños y divertidos, no os soltarán hasta el final.


Os dejo algunas RECOMENDACIONES para FOMENTAR la SOLIDARIDAD de los más pequeños:


- Los expertos creen que los valores son como hábitos que se van interiorizando de forma inconsciente en el núcleo familiar. Los niños y niñas aprenden por imitación, es decir, por lo que ven que hacemos más que por el que decimos. Así pues, la mejor manera de fomentar en ellos la solidaridad es practicar con el ejemplo y hacer que ellos participen de forma activa en el proceso. Podemos explicarles que hay una campaña para dar alimentos a quienes no tiene, les podemos dejar que escojan de la despensa o la tienda lo que daremos, lo pongan en una bolsa y la lleven ellos hasta el lugar de recogida. O que elijan la ropa que ya les va pequeña o los juguetes que no utilizan.


- También es importante fomentar la empatía, puesto que si el niño o niña se pone en el lugar del otro, entenderá mejor porque es importante su ayuda. Podemos despertar su preocupación por los otros invitando al niño o niña a llamar al amigo o familiar que está enfermo, a ayudar a los más pequeños a subir las escaleras o a llevarles la maleta de la escuela,...


- Los juegos cooperativos van muy bien para fomentar la solidaridad, puesto que favorecen la colaboración entre los participantes, que en lugar de competir, se ayudan para ganar. En estos juegos sólo hay un equipo, todos juegan juntos, por lo tanto, el objetivo no es competir para ganar al otro, sino colaborar para vencer todos a un elemento externo, superar un desafío o lograr un objetivo común. Aquí podéis encontrar una lista de juegos cooperativos.

***Si quieres adquirir este libro, te recomiendo ir a tu librería de confianza, ahí seguro que lo encontrarás, o te lo pedirán encantados. Si eso no te es posible, clicando aquí accederás a su enlace afiliado del blog (Amazon). ¿Qué es eso? Tu pagarás exactamente lo mismo y yo recibiré una pequeña comisión que me ayudará a seguir con este proyecto. ¡Gracias por adelantado!***

No hay comentarios